Noche astronómica en “Las Tablas”

Una noche obsevando las Perseidas en  el Parque Nacional Tablas de Daimiel"

Una noche astronómica en "Las Tablas"

El pasado día 12 (madrugada del jueves al viernes) y con el pretexto de ver caer las perseidas. Pasé la noche en Las Tablas. Si señor, durmiendo al raso.

Para mí, un simple aficionado a la astronomía, desde hace bastante tiempo, este no era el principal aliciente, sino hacer algo que había deseado desde hace mucho tiempo: Pasar toda uno noche en Las Tablas, y ver un amanecer en el Parque.

Sólo os puedo decir que la experiencia fue increíble. En estos momentos, estoy disfrutando de mis vacaciones laborales. Y la verdad es, que aunque no voy a renunciar al resto de los días que me quedan :–))) ,  con un sólo un día como ese, hace que unas vacaciones valgan la pena. No se necesita nada más. Sentir el despertar de la naturaleza, desde antes de aparecer los primeros rayos de luz, en un paraje tan singular. Escuchar los silencios y los sonidos que poco a poco iban surgiendo es algo difícil de describir, sobre todo para alguien como yo, que soy más persona de de imágenes, que de palabras.

La noche evidentemente dio para mucho. Hice cientos de instantáneas. Pero me quedaron muchas más por hacer. A esas horas del amanecer, la luz cambia cada minuto. No dejas de mirar a tu alrededor. Pero cuando vuelves la vista un momento. Te das cuenta que lo que acababas de ver, ha cambiado por completo: ahora con unos toques dorados del Sol, ahora con unos reflejos verde azulados del agua. Bueno que os voy a contar ¡Una locura!.

En próximos días pondré alguna foto de las que hice, y sobre todo subiré algunas a mi página de flickr. Esta que dejo hoy es una especie de homenaje a los chavales con los que compartí la experiencia. Amigos de mi hija, algunos de ellos también aficionados a la astronomía, o que simplemente les apetecía pasar allí una noche, como una experiencia más. Y a nuestro compañero durante toda la noche: Júpiter, el astro que destaca en la foto, arriba a la izquierda .

Al realizar la toma:

– Realicé una exposición prolongada de unos 20 segundos, con un diafragma 4,5 a ISO 800. Estos valores después de haber realizado varias pruebas, fueron los que más me convencieron.

– Mientras el diafragma estaba abierto, me acerque a los chicos, y los iluminé aleatoriamente, al igual que a la pasarela, con una linterna de tungsteno. Las modernas, alógenas, dan una luz demasiado blanca.

– El astro que se ve arriba a la izquierda, no es la Luna como podría pensarse. Esa noche no había Luna. Sino Júpiter. El gran tamaño aparente que tiene, se debe a la larga exposición.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s